« Home | despertar catodico » | Amigo de lo ajeno » | Alla en casa de mi abuela » | A los 28 con pasos de ballet » | Que vengan los bomberos » | Barrios altos » | Pellegrino » | Isabelle Adjani » | Ups.....Allez les bleus! » | Recado de Marie Antoinette »

Suburbios de Paris

Suburbia

Tengo ya un par de amistades en Paris, que como toda ciudad grande resulta muy dinamica para crear lazos instantaneos. Mathias es rubio como normando, pero él dice que su familia es de Fontainebleau, al sureste de Paris. Nos conocimos por internet, como es evidente en nuestros dias. Mathias vive muy cerca, a unos 7 minutos de marcha, junto al metro Pernety, al otro lado de la plaza Flora Tristan. Pero me ha dicho que se muda.

Es que claro, vivir en Paris resulta muy caro, aun para él que habita un estudio diminuto (aunque con vista a la calle). El suyo es un edificio con fachada de ladrillos muy mona, de reminiscencias Art Nouveau. Imagino que en su comienzo la gente que vivia ahi vivia bien, con espacio. Ahora en cambio es una ratonera multinacional, con muchos apellidos hindues o malgaches que apenas caben en la amplia coleccion de buzones.

Digamos que en materia de equivalencias escandalosas, por el arriendo de este estudio en Paris mi amigo podria haber arrendado un loft en el barrio Brasil, digamos que por el precio que paga aca en transporte, se podria comprar alla todos los meses una bicicleta nueva. Pero el suyo (asistente de la sala de computacion de una biblioteca publica) no es un trabajo facilmente exportable a Chile.

El estudio de Mathias es de por si estrecho como cualquier estudio, pero ahora que esta todo desmantelado (el armario, la cama en altura con el escritorio abajo, las revistas y libros fuera de sus estantes), se hace dificil moverse adentro. Pero bueno, Mathias me ha pedido ayuda para su "demenagement" o mundanza. A lo que yo he respondido entusiasta que si. Con tanto calor que hace es preferible comenzar temprano, lo que explica que Mathias me haya invitado a pasar la noche.

Miro el departamento de Mathias e intento convencerme que esto es a lo mas que puedo aspirar si encuentro trabajo. Me digo que claro, yo no acumularia tantas cosas, pero luego pienso en todos los folletos turisticos que me resisto a botar a la basura... y es que no es facil la via del desprendimiento.

-Cuanto tiempo has vivido aqui, Mathias?
-Cuatro años, tal vez cinco.

Con la expertise que dan los años, Mathias mueve unas sillas, saca unas cajas de revistas, gira la cama y la extiende, ahora ésta ocupa un 70% del piso de la habitacion si no contamos el baño y la mini cocina. De todos modos, con todo el calor que hace, nadie se hace ilusiones de poder dormir bien, o de dormir tapados, o vestidos.

Mencioné que Mathias es joven y rubio guapo y que habla poco por lo que mi nivel de francés no es un problema? Es primera vez en dos meses que voy a dormir en la misma cama con alguien y estoy contento. Tanto que me conecto a Youtube en su computador y le hago ver una seleccion de videoclips de bandas en español, que él como la mayoria de los franceses nunca en su vida habia visto.

- El otro yo(Argentina): "No me importa morir", "pecadores"
- Julieta Venegas(Mexico): "Como sé", "Lento"
- Los tres(Chile): "Tirate"
- Molotov(Mexico): "Rastamandita", "Gimme the power"
- Heroes del silencio(España): "Maldito duende"
- Christina Rosenvinge(España): "Tok tok"
- Aterciopelados(Colombia): "Florecita rockera"
- Cafe Tacuba(Mexico): "Eres", "La ingrata"

Mathias se sorprende que yo escuche musica de tantos paises distintos, en Europa los unicos que tienen ese privilegio son los ingleses o quienes cantan en ingles. En America Latina en cambio el idioma no cambia. Los cantantes alla deben ganar mucho dinero, me dice, mientras yo intento explicarle que no funciona tan asi.

A la mañana siguiente llega su papa, que trae el auto, y no nos da ni tiempo de ponernos una camisa. Rapido intento reconstruir la historia familiar mientras Mathias y su padre se saludan de 4 besos en las mejillas (a mi me da la mano).

Vaya, asi que esto es lo que nunca tendre con mi papa. Esa cosa de que te encuentren con un chico semidesnudo y asuman que qué diablos, es tu vida, y el chico viene de Chile y es buena gente porque nos ayuda con la mudanza, y si, es evidente que pasamos la noche juntos y qué tanto. Aunque no haya pasado casi nada, lo que importa son las apariencias. Y en las apariencias entiendo que juego un rol, reemplazo en el momento preciso al chico con que Mathias hasta hace poco pololeaba. Ahora entiendo por que estaba él tan agradecido de mi oferta de ayudarle. Y es que claro, yo ante la posibilidad de poder de nuevo hacer algo util en la vida, sobre todo si es gratis, salto.

Bueno, considérome pagado por un rico desayuno de cereales, por Mathias diciendome que la musica que puse le gusta, y por el saludo de su papa, que valora mi presencia en su justa medida, que me resulta francamente afectuosa.

Nos subimos los tres al auto francés y llegamos a un sitio donde arriendan camionetas compactas para mudanzas. Luego sentados los tres adelante cruzamos el Péripherique y "salimos" de Paris por la Puerta de Versalles, ahora estamos en un pueblito que se llama Issy les Molineaux. Y que me hace pensar un poco en ñuñoa, lo mismo que donde vivo en el 14eme me hace pensar en el sector de Avenida Matta, pero con gente.

Breve historia del urbanismo parisien. Hasta la decada de los setenta lo chic era vivir en los suburbios, igual que en Chile, con casa modernas y amplias, con patio y a veces hasta piscina. En general el sector suroeste era y sigue siendo de buen nivel, herencia monarquica, hacia el suroeste se encuentra Versalles. En ese entonces el centro historico de la ciudad era visto como sucio, endeble y sin suficientes estacionamientos.
En la Francia de Miterrand (los años ochenta fueron buenos tiempos aqui), con la llegada del ministro de cultura Jack Lang se revalorizo el concepto de patrimonio, la gente volvio a la ciudad y los precios empezaron una escalada que ahora llega a cifras de espanto. Las mismas cifras que ahora motivan a Mathias a hacer el camino inverso, salir a los suburbios, no tan lejos, zona 2, y pagar menos por vivir mejor en un mayor espacio con menos ruido.

Mathias igual me dice estar un poco triste de dejar el trajin parisino, ayer salimos de noche a caminar por el barrio para despedirnos de sus rasgos pintorescos: los borrachos, las parejas, los solitarios que caminan por las Thermopyles, los bares etnicos que nunca cierran, el pianista que toca para su novia desnudo con la ventana abierta, las pantallas de TV o de computador que relucen en las ventanas de los edificios repletos de gente, los hoteles de barrio, las agencias inmobiliarias, las ratas y los adoquines. En suburbio no se encuentra todo esto, o no todo al mismo tiempo en el mismo lugar.

De hecho, el nuevo domicilio es un sitio increible, ubicado en una ex fabrica de cigarrillos, conserva todavia una chimenea de ladrillos muy cool que comento al papa de Mathias puede servir como arbol de navidad excentrico. Los deptos aca tienen ascensores modernos y amplios. Esta vez Mathias sera colocatario, vivira con un amigo y dividiran entre los dos los gastos. Todo vale la pena si ahora la nueva cocina mide lo que media tu habitacion, y los olores no se mezclan con los del baño.

El trabajo de mudanza es pesado e intenso, con 29 grados ya a las diez de la mañana. El papa de Mathias se excusa de dejarnos a nosotros jovenes el trabajo mas duro, mientras él hace guardia junto a la camioneta. Se le ve complacido de ver que su hijo vivira en un lugar mejor, con aire, con entrada con plantas, con silencio porlas noches, sin olor a curry. Papa de Mathias abraza a su hijo y yo de manera complice me complazco.

Links to this post

Create a Link